¿Qué ha sido del urbanismo?

Creada el 1 de Octubre de 2014 a las 12:09 por Carmen_Luque

Proyecto: Urban Games 2014
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Reflexión del artículo de Rem Koolhaas

Entrada de Blog

Según Koolhaas el urbanismo ha sido incapaz de llevar a cabo sus ideas ante las ciudades que cada vez se van haciendo más extensas. Se está dando una condición urbana tan global que la profesión de urbanista está desapareciendo.

Todos estos problemas proceden de lo que él denomina la  “lluvia ácida procedente de la modernización”. La  abstracción  y  la  repetición, del movimiento moderno, y las constantes intervenciones ya sean de carácter creativo, logístico o político, han guiado a la ciudad al desastre.

Este sabotaje al urbanismo ha provocado numerosas situaciones de crisis y bancarrota.

El poder nos ha cegado hasta llegar a un punto en el que nos  hemos   desentendido   de   sus   competencias,   limitando   así   a   poblaciones   enteras   a   la   imposibilidad   de  codificar  civilizaciones en  su  territorio, lo  que  constituye  la  materia  del  urbanismo.

Todas estas intervenciones dejan fuera a las dos profesiones antiguamente más vinculadas con la urbanización, la arquitectura y el urbanismo.

Ahora  vivimos  en  un  mundo sin urbanismo, solo con arquitectura. Pero que al no estar dispuesta de una forma ordenada y urbanizada, provoca el caos de las ciudades.

Me gustaría destacar esta frase del artículo que desde mi punto de vista es la que mejor lo resume: “Hemos  estado  construyendo  castillos  de  arena.  Ahora  nadamos en  el  mismo  mar  que  los  borró  de  la  orilla. Para  asegurar  su  supervivencia,  el  urbanismo  tendrá  que imaginar  una  nueva  idea  de  lo  nuevo”.

 


Comentarios

andreabrunswig 2 de Octubre de 2014 a las 22:16

Koohlaas expone la diferencia entre urbanismo y arquitectura como si de una operación matemática se tratase. Realmente, ambos factores deberían ser cifras que se multiplicasen y así potenciarse, y lo que la sociedad de hoy ha conseguido ha sido precisamente separar ambos conceptos de raiz,como si hablasemos de una resta. No podemos conformarnos con una arquitectura aislante, de edificios arbitrariamente distribuidos, de un caos sin sentido promovido por los intereses económicos, políticos, ... privados (sobre todo). Tanto la parte urbana como la arquitectónica deben ir de la mano. En clase se habló de un término que sutilmente sugiere una nueva salida de ésta crítica: el urbanismo infraestructural. El hecho de hacer arquitectura tendría que ser a su vez promovedor de la comunidad y por ello debería guardarse una clara relación constante entre arquitectura y humanidad. Una intención clara de lograr un vínculo que aporte beneficios a la ciudad como conjunto, crear un sistema auto suficiente y favorable para las personas, no actuar al libre albedrío. Nada de radicalismos, nada de nuevas rutinas dictatoriales y nada de creernos reyes del intelecto empíreo. Actualidad, criterio, acción y pericia, como proceso de soluciones. Los hombres somos ciudad, la ciudad es arquitectura, el caos es constructivo y a los humanos nos toca encaminar el caos sin eliminarle su esencia propia (pues lo es todo) , proyectando la convivencia y construyendo la comunidad. Hoy en día, y sin seguir sabiendo apreciarla, sigue siendo la ciudad todo lo que tenemos.

Andrea 3 de Octubre de 2014 a las 14:55

Carmen támbien para me " el urbanismo tendrá que imaginar una nueva idea de lo nuevo" es una frase fondamental de esta riflexion. En mi opinión con new urbanism se entiende algo capaz de situarse temporalmente en un espacio libre vivendolo cambiando las reglas codificadas por el Modernismo que gobiernan el cotidiano comportamento, observar la ciudad con una mirada no convencional, así trasformando los espacios y devolviendolos capaces de tener usos múltiples. El nuevo urbanismo no sólo será una profesión sino támbien un nuevo modo de pensar, basado en la aceptación de el existente, y tiene que concentrarse en la definición de simples reglas de uso que permiten una gran libertad de ación. Ahora el urbanismo no puede empezar de cero tiene que recuperar el control. Herman Hertzberger que en sus Clases de Arquitectura inserta una fotografia que rapresenta dos señoras con la intención de desayunar en la mesa de un bar encastradas entre los parachoques de dos coches aparcados en la carretera. El constraste es fuerte ¿ la mesa ha sido mal colocada o son los coches los que ocupan el espacio inapropradamente ?

Andrea 3 de Octubre de 2014 a las 15:01

¡perdona mi español soy italiano!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.