Imagen para la entrada CHRISTOPHER ALEXANDER_La ciudad no es un árbol.

CHRISTOPHER ALEXANDER_La ciudad no es un árbol.

Creada el 5 de enero de 2016 a las 14:58 por GloriaCristina

Proyecto: Urban Games 2015
Tema: Urban Game 7. Trazados
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Breve comentario sobre el texto "La ciudad no es un árbol" de Christopher Alexander.

En éste fragmento de Alexander Christopher, se vuelve a preguntar lo que ya hemos visto en otros textos como los de Manuel de Solá-Morales o Lynch: 

- ¿Ciudades espontáneas o planificadas? ¿Ciudades naturales o artificiales?

Comienza definiendo árbol como un esquema el cuál usan las ciudades para ordenarse, formarse y articularse. Divide en dos tipos las ciudades según su esquema organizador: ciudades naturales, que son aquellas ciudades que no fueron planificadas desde sus inicios, ciudades que surgieron espontáneamente; y ciudades artificiales, que por el contrario son ciudades que han sido planificadas y diseñadas por diseñadores y planificadores. Nombra a las ciudades naturales como ciudades en semirretícula, donde existe una relación mucho más clara entre todos sus elementos que la forman. Compara este tipo de ciudades, con las artificiales, las que tienen un esquema de árbol. En una ciudad árbol no todos los elementos tienen una cierta conexión entre sí, es más, como un árbol natural hay algunas zonas que quedan mucho más vacías que otras, y hay puntos en los que no tienen ninguna relación con los demás. Éstas son las ciudades que han sido planificadas, según el autor, mucho menos ricas en cuánto a la riqueza y variedad que las ciudades naturales.

Estoy de acuerdo con esta opinión, ya que las ciudades que han sido planificadas tienen los usos distribuidos, pero aislados.Hay una separación de entes y quedan zonas autosuficientes que empobrecen las relaciones entre los diferentes ciudadanos y llegan así, a empobrecer la riqueza de interrelación de la ciudad. Como por ejemplo, los barrios. Tratadas como zonas urbanas que son autosuficientes, teniendo los servicios para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y olvidándose del resto de ciudad. Sin embargo, en ciudades que han surgido espontáneamente, los usos van surgiendo según necesidades, todo está mas distribuido, usos más homogéneos por toda la ciudad. Un área urbana más rica ya que todo tiene una cierta relación entre sí y se complementan en menor o mayor grado.  

Ahora hay un cierto interes por recuperar la estructura de ciudad que habia en las antiguas ciudades, queriendo integrar ésto a las nuevas ciudades artificiales. Muchos autores echan de menos las características físicas y plásticas de las ciudades viejas, olvidándose de estudiar los principios ordenadores que regían estas ciudades y que en la actualidad, nuestros conceptos urbanísticos modernos no han podido aún recuperarlos. 

En una ciudad árbol podríamos reconocer conjuntos, definiendo ésto como agrupación de varios elementos que entendemos como uno único. Por lo tanto, en una misma ciudad encontramos muchos conjuntos que éstos a su vez conforman una unidad que es la propia ciudad. Pero, ¿todos estos conjuntos tienen relación entre sí o son simples pequeños núcleos urbanos que son autosuficientes y dejan así de lado el significado de relación entre los demás conjuntos? Estaremos de acuerdo en que encontramos de todo. Hay conjuntos que están completamente aislados, como algunos barrios que están desconectados y no tienen elementos en común, y podemos encontrar otros, que por el contrario, si que interactúan con el resto de la ciudad.

Reflexionando sobre lo leído y comentado, creo que toda estructura urbana que no interactúe entre sí y esté separada por usos, va en contra de la ciudad. Para mí, tiene mucha más riqueza una ciudad semirreticulada, donde todos los ciudadanos forman parte de todo y es aquí donde nos preocupamos por la ciudad. No sólo por "nuestra zona", sino que todo nos afecta por lo que inevitablemente tendremos opiniones para formar y organizar nuestra ciudad. Si vivimos en un barrio independiente al resto, nos despreocupamos por lo demás y por naturaleza, miramos por lo nuestro, por lo que nos incumbe. Y ahí llegan los comentarios de: "A mi eso me da igual, no me afecta. Que se las apañen". Si todo es de todos, todo nos afecta y necesitaríamos comentar y dar nuestra propio opinión. Y todo ésto, creo que viene de nuestra incapacidad a la hora de abarcar problemas a gran escala. Deberíamos volver a replantearnos el sentido de ciudad y no hacer una fragmentación de ésta para realizar un análisis de cada parte y solventar problemas a pequeña escala.

Si todas las ciudades se crean de esta manera, de "árbol", acabaremos viviendo en áreas urbanas independientes del resto de ciudad, sin relación entre ellas y sin ningún elemento que pueda relacionar las distintas áreas urbanas o conjuntos como nombramos anteriormente. Nos preocuparemos por lo nuestro y daremos de lado al resto de ciudad. Ésta forma de organizar, que a mi parecer es errónea, creo que tiene su error en el proceso de distribucción de ciudad y entendimiento del concepto de ciudad. 

 

Imágen de portada: http://biblioteca.aq.upm.es/biblioteca_digital/especiales/legados.html


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.