Imagen para la entrada 7. "LA CIUDAD NO ES UN ÁRBOL" - CHRISTOPHER ALEXANDER

7. "LA CIUDAD NO ES UN ÁRBOL" - CHRISTOPHER ALEXANDER

Creada el 4 de enero de 2016 a las 13:38 por MiesVanDerJose

Proyecto: Urban Games 2015
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Breve comentario sobre la teoría de Ch. Alexander de como deben ser los esquemas de las ciudades contemporáneas.

Christopher Alexander presenta dos tipos de ciudades según su entramado:

1. Ciudades naturales, caracterizadas por un crecimiento espontáneo, como por ejemplo Siena (de fundación romana, Italia)

y 2. Ciudades artificales, aquellas creadas deliberadamente por diseñadores y planificadores, como es el caso de Chandigarh (siglo XX, Le corbusier, India)

La cuestión planteada a lo largo del escrito es la de qué es exactamente lo que da vida a las ciudades. ¿Cuál es el principio ordenador que diferencia las ciudades naturales de las artificiales? ¿Lo que arquitectos y urbanistas en la actualidad tratan desesperadamente y sin éxito de imitar en las ciudades contemporáneas?

Para ello es necesario definir conjunto y sistema. 

Según el autor, un conjunto es una agrupación de elementos que por cualquier motivo creemos que van unidos.

Mientras que un sistema se trata de un conjunto donde los elementos se agrupan porque colaboran o cooperan de alguna manera.

Las ciudades contemporáneas o artificiales responden al modelo de conjunto; a pesar de estar plagadas de elementos, no existe una relación directa entre ellos, provocando su aislamiento y descentralización con respecto al todo que supuestamente debería formar. Su esquema, mucho más lejos de ser semirretículo, se trata de un árbol, cuyos elementos se van disgregando y aislando hasta el infinito y más allá, sin tener ningún tipo de conexión entre ellos.

El autor sentencia: "la estructura social y urbana no pueden encajar en un esquema en árbol". Y yo no puedo estar más de acuerdo con esta postura; si se supone que la ciudad es una comunidad y que debemos fomentar las relaciones sociales o al menos que la población considere la ciudad como el salón de entrada de su casa, no debemos excluir ningún elemento de ella. La ciudad somos todos y todo lo que nos rodea, y debemos mantener las conexiones para que la urbe esté al alcance de todos. 


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.