Imagen para la entrada Puntos de debate, equipo blanco grupo B

Puntos de debate, equipo blanco grupo B

Creada el 2 de diciembre de 2012 a las 17:30 por Manuelferia - RocioSalazar - AitorBarranco - vjss - AlejandroSanjuan - Josepg - mariangelesmora - mariadelarco - LuisaMariaGR - rafa_ltm - Judalbiru - msnchez - Amiro - ManuelMartin

Proyecto: Urban Games 2012
Tema: Urban Game 08. Match
Coordinadores: abarca dacama scampos

Valoración general

5/5 (1 votaciones)

Valoración de coordinadores

5/5 (2 votaciones)

Descripción

Texto conjunto con los puntos de debate desarrollados por cada uno de los miembros del grupo, pero puestos en común bajo consenso

 

EQUIPO BLANCO: LAS VALLAS SÍ SON NECESARIAS

 

INTRODUCCIÓN

 

Inicialmente, a la hora de afrontar el debate alguno de nosotros pensaba que la posición opuesta (no vallar el espacio público) era la acertada. Sin embargo, tras la puesta en común de ideas esta idea cambió radicalmente. Nos dimos cuenta que la idea de espacio público es muy amplia y no se reduce a plazas y parques. Por otra parte, dejamos de concebir un elemento de vallado como un mero recurso de límite, de separación, de confinamiento para entenderlo como una acción que posibilita la gestión de un espacio: funcionalmente, simbólicamente, cívicamente... etc. Se trataron multitud de puntos a favor del control de estos espacios y los contrastamos con situaciones y experiencias cotidianas.

 

LA IDEA DE ESPACIO PÚBLICO HA CAMBIADO

 

El uso del espacio urbano ha cambiado. Principalmente a partir de la segunda mitad del siglo XX las nuevas actividades que surgen en los espacios urbanos, no tienen la necesidad de albergarse fundamentalmente en espacios previamente proyectados para este objeto, sino que aparecen espontáneamente o no, en función del clima de una ciudad. Es por tanto que los espacios públicos tradicionales (llámense parques, plazas etc ) han perdido ese valor exclusivo para albergar dichas actividades ya que no disponen de la capacidad de dar respuesta en ocasiones a las mismas. 

 

 

Mercado bajo puente

 

Por tanto no debe contemplarse como una idea descabellada el vallado de estos lugares, que en ciertas franjas horarias no dan respuesta a las necesidades de los habitantes de lo público, y de esta forma poder realizar una gestión adecuada de los mismos.

 

 

Solar transformado en espacio urbano (vallado)

Si bien es una posibilidad, esta decisión de vallar lo público conlleva una reflexión adecuada a cerca de esta gestión, es decir, se puede vallar un parque, pero para decidir su horario de apertura y cierre ha de calibrarse de forma adecuada la demanda que la ciudad tiene de ese parque.

Esto no debe entenderse como “el vallar por el vallar”, es decir, evidentemente no todo espacio público ha de ser vallado ya que puede caerse en la apropiación del espacio urbano por “unos pocos”.

 

 

ACTIVIDADES COLECTIVAS SEGURAS

 

El vallado de los espacios públicos puede hacer de ellos lugares de destino de ciertas actividades que sin este control perimetral no sería posible. Hoy en día, dada la mala educación social y la conciencia de que lo público es de todos, es prácticamente inviable mantener cierto tipo de instalaciones en parques y plazas de carácter semi-efímero, y que necesite de su establecimiento durante varias noches. Sin embargo, la creación de este vallado dota a estas zonas de un mínimo de seguridad durante estancias nocturnas, que permite que puedan realizarse exposiciones y otras actividades colectivas en ellas sin que deban montarse y desmontarse en el mismo día.

Esto también deriva de otro punto del debate, la mala educación social, pero tomando esta conciencia como algo usual y diario, la colocación de vallas y el control de acceso a estas zonas públicas durante la noche puede darle un lavado de cara a su utilización, conformándose como verdaderos núcleos de ocio y actividad colectiva. Así, podrían organizarse ferias, exposiciones y representaciones, que necesiten alguna serie de instalaciones.

 

LA SEGURIDAD

 

Debido actualmente a la crisis, ha habido más desahucios y hay muchas personas que no tienen hogar. Algunas de ellas se convierten en ocupas o habilitan zonas que no están pensadas para ello (parques, entradas de bibliotecas y museos, pórticos de viviendas, galerías comerciales…).

Esta ocupación de dichos espacios, además de no ser lo correcto, da inseguridad a las personas que suelen circular por ellos, ya que no es lo convencional, es algo extraño y lo extraño por naturaleza asusta al ser humano. Esto provoca inseguridad y que se abandone el uso de esos espacios, además del no acercarse a ellos.

Esta inseguridad que hemos dicho evoca en abandono, y normalmente el abandono evoca a la dejadez de los espacios, en cuanto al cuidado de ellos se refiere (la limpieza, el buen uso..), y esto produce el destrozo y la mal imagen de estos espacios públicos. Esto a su vez acentúa el miedo primigenio y se pierde toda la seguridad de esa zona, creándose un espacio residual en el territorio urbano.

Por todo esto si se protegen estos espacios, se promueve su buen uso que es a lo que está acostumbrada la sociedad, lo conocido es lo seguro, así la seguridad del ciudadano es mayor, USA esos espacios y no hay dejadez de ellos transformándose en residuos de la ciudad.

Recortes del periódico:

26 DE OCTUBRE DE 2012 -Vallas para proteger la zona anexa del parque de Batoy

El Ayuntamiento de Alcoy ha comenzado la instalación de vallas protectoras en la zona del parque de Batoy que linda con el estadio del Collao. Lo realiza tras la petición del CD Alcoyano que desea proteger la integridad física de las personas que habitualmente transitan por la zona los días de partido. También para respetar a los aficionados y socios que abonan sus entradas, ya que desde algún ángulo de la zona se divisa parte del terreno de juego.

 

SEGURIDAD PARA JUEGOS INFANTILES

 

Los parques infantiles y las áreas de recreo de nuestras ciudades se han convertido en lugares cotidianos de encuentro en los que niños y niñas disfrutan de los juegos, se sociabilizan y cultivan diversas habilidades.

Es fundamental comenzar resaltando la importancia que tiene en nuestra sociedad actual la protección del menor pero destacan las lagunas normativas en materia de seguridad de los parques infantiles. Ya que cualquier ciudadano puede comprobar que todavía el mantenimiento y estado de conservación de muchos parques infantiles es manifiestamente mejorable. Pintadas, desperdicios y elementos arrancados, rotos o quemados se han convertido en habituales de algunas zonas de juego infantil que no invitan precisamente a su uso. Pero por encima de la limpieza y del aspecto visual, la preocupación de los propietarios y usuarios, debería enfocarse a la seguridad que estas zonas de recreo ofrecen a los más pequeños.

Por ello para conseguirlo, entre otras muchas cosas que aún quedan por realizar, hay que crear un entorno infantil donde los niños se desarrollen y vivan en unas condiciones óptimas de seguridad, siendo uno de los elementos principales que necesitamos para conseguir dichos objetivos las vallas.

 

LOS EDIFICIOS PÚBLICOS NO ESTÁN A TODAS HORAS ABIERTOS

 

No debe de entenderse el espacio público como libre, sino como un espacio controlado con unos horarios en función de su actividad. El ejemplo más claro lo tenemos en los edificios públicos que no están abiertos a todas horas sino que se adapta a la actividad que se realiza en el. Cada edificio tiene una actividad y un horario como sucede en las bibliotecas que suelen tener horario de lunes a viernes de 10.30 a 14.30h y de 16 a 20.30h y en épocas de exámenes suelen abrir también por la noche. Igual debe pasar con los espacios públicos que se adapten a un horario, si se realizara otra actividad que no se adapte al horario habitual pues debería planificar y ver si se puede realizar.

 

NO HAY SUFICIENTE EDUCACIÓN CIUDADANA

 

Hasta que no exista una educación en la sociedad y en el individuo en general que implique cuidar los elementos y equipamientos públicos como si fuesen los suyos propios no podemos permitirnos el lujo de abrir libremente el acceso a esos espacios.

La triste realidad es que hoy en día puede ser que en la mayoría de la geografía española los ciudadanos respeten el mobiliario urbano y sus espacios , pero por desgracia siempre aparece algún individuo que por cualquier razón no siente ningún problema al destrozar o simplemente llevarse algún elemento de la vía pública. Según nos explicó una compañera griega en clase, y llevándolo al extremo para entender la necesidad de estas medidas, en su país y debido al momento de tensión que viven allí, muchos ciudadanos, como muestra de su descontenco con las medidas del gobierno y sus consecuencias, destrozan cualquier elemento urbano que encuentran a su paso en uno de sus malos momentos, la pregunta es ¿qué culpa tiene la arquitectura y el urbanismo de esta penuria política y su revuelo social? Pues bien, igual de sentido tiene ¿qué culpa tiene la arquitectura y el urbanismo español por la mala educación o la ausencia de esta en algunas personas?

Esta es la gran barrera que nos impone la sociedad a los arquitectos, que nos vemos obligados a contestar con un refuerzo de control en áreas públicas.

 

EL RUIDO GENERADO POR LAS ACTIVIDADES NOCTURNAS

 

El ruido es uno de los principales problemas que se plantean a la hora de dejar abiertos los espacios públicos, como son los parques y plazas.Hay muchas personas que buscan el refugio de la noche para realizar ciertos actos destinados al botellón, al vandalismo que se puede derivar del primero etc…

Si nos centramos en el botellón como punto del principal problema, observamos que las horas de su desarrollo empiezan normalmente a la noche hasta altas horas de la madrugada, lo que provoca la concentración de innumerables personas, coches destinados a ser “los altavoces de esa sala” etc. Y como sabemos, (ya viene estipulado por norma aún así) a partir de las 12 de la noche, es “la hora de dormir”.Plazas y parques se sitúan en el interior de las ciudades, rodeados por multitud de edificios que acogen a personas de todas las edades, hecho que reivindica que la mayoría de las personas necesitaran de la noche para dormir, y con actos como el ya mencionado es imposible concebir el sueño.

Y no se puede seguir la idea de llevar estos espacios públicos fuera de la ciudad, pues no tendría sentido. La única solución es vallarlos, dejándolos abiertos un periodo de tiempo “normal” y requerido en general para todas las personas. Para estas actividades, sería requerida la construcción de un equipamiento específico o la concienciación de estar personas, lo que es sumamente difícil…

 

SOMOS MEJORES CONSTRUCTORES DE FRONTERAS QUE DE LINDES

 

No todo muro supone una frontera física, conceptual o perceptual de las cosas el problema es que nuestra educación ha sido basada en estos parámetros. Todos hemos visto esas grandes murallas medievales sin embargo esas murallas se usaban hace 8 siglos, ¿se parece algo nuestra vida a la de hace 8 siglos? Tal vez sí en algunos aspectos pero hay que decir que no en la mayoría. Esas murallas de las ciudades simplemente contenían la ciudad, controlaban los intercambios comerciales y protegía contra GUERRAS. ¿Acaso hoy en día encontramos este tipo de situaciones habitualmente en lo que consideramos espacios públicos?

El caso es que una muralla no supone una frontera sino que debe ir más alla e ir al concepto de linde como lugar de enriquecimiento donde ocurren cosas, un lugar de intercambio, un borde activo. Estos lindes no suponen en absoluto un total aislamiento entre las situaciones que se dan a ambos lados de este sino que tiene que tener un grado de permeabilidad de acuerdo a cada situación concreta en la que nos encontremos.

En conclusión, debemos ser capaces de cambiar nuestra concepción tanto a la hora de percibir como a la hora de proyectar “murallas” para cualquier elemento que nos dispongamos a crear.

 

VALLA COMO SÍMBOLO

 

Nos referimos con este punto a utilizar la valla y el cierre de los espacios como medida de concienciación ciudadana. El hecho de que un espacio se encuentre vallado y que tenga unos horarios de apertura hace que el ciudadano tome conciencia de que ese espacio le pertenece, pero no es suyo. Porque debido a nuestra experiencia y forma de percibir, concebimos la valla como separación de algo ajeno. Esta concienciación es necesaria por la falta de civismo en la sociedad actual, quizás no es una solución pero si que es una medida.

La existencia de una valla no implica la desaparición de nuestros derechos. Implica la utilización de los espacios en el uso que les corresponde, a la hora que les corresponde y en las condiciones que tiene que tener.

Todos estos puntos deberían de elegirse por votación ciudadana. Me refiero a decidir, por ejemplo, cuál debería de ser el horario de una biblioteca, de un monumento o de un parque por votación ciudadana y aceptar los resultados mayoritarios.

 

MAL USO DE LOS EDIFICIOS PÚBLICOS

 

El vallado de ciertos espacios públicos posibilita que éstos tengan el uso para el que habían sido concebidos y facilita su utilización al colectivo para el cual están diseñados, dificultando la utilización indiscriminada con usos nocivos por parte de otros colectivos y facilitando así su conservación.

La ausencia de valla facilita el uso inadecuado de los espacios públicos por parte de personas para las cuales no se han construido, esto provoca desperfectos, suciedad,…, ocasionando unos perjuicios económicos en las administraciones públicas, que son las responsables del mantenimiento y conservación de los mismos, derivados de la reparación de los desperfectos, de la limpieza,…

Muchas veces, a falta de espacios “dedicados” la gente le da nuevos usos inadecuados a espacios existentes diseñados para otro fin. Un ejemplo claro es el uso de espacios abiertos, tales como plazas o parques, en horario nocturno para “hacer botellón”.

El hecho de que no existan lugares dedicados a esta actividad no justifica la toma de otros espacios, que ni son adecuados para tal fin y ocasiona que los usuarios para los que están pensados no puedan disfrutarlos correctamente al ser muchas veces incluso destrozados. El vallado de los espacios públicos puede garantizar, en cierta medida, que los mismos estén en condiciones para ser disfrutados por la población a la que están destinados.

 

MURO COMO RECORRIDO

 

-Muro que separaba y ha perdido su función original, siendo ahora un nexo de unión entre ambos sectores de la ciudad. Ejemplo: Muro de Berlín, que aunque ya no existe fisicamente sigue estando el recorrido.

 

Muro que separaba     

 

Muro que une ambas partes

 

Muro como lienzo artistico

- Alhambra entendida como muros que fuerzan ciertas situaciones para crear arquitectura y recorridos. Es decir, los muros se pliegan para ocultar la visión de los jardines hasta el último momento, donde estalla la asombrosa visión del agua y la vegetación. Factor sorpresa.

Además la muralla de la Alhambra como elemento para la circulación a varias cotas, dependiendo de la función

 

 

Muro para marcar perspectivas, que marca a la vez un orden de vistas y visitas, que potencian los espacios, como en la Acrópolis.

 

 

-Muros que dirigen a las personas: Por ejemplo los “tabiques” que en realidad son muros perpendiculares de los museos, que crean una separación virtual a la vez que clasifican las distintas obras de arte y guían a los visitantes.

 

-Muro que une y separa a la vez: Christo es un artista que creó una valla que en lugar de separar a las personas las unía. Con este concepto de frontera, los condados cambiaban de tamaño según la dirección del viento. Pertenecía o a el condado de Somora o a la de Marín (California)

 

 

ECONOMÍA DE MANTENIMIENTO Y CONSERVACIÓN

 

Los espacios públicos abiertos, sin un control en el acceso que limite el uso a ciertas horas en las que se puede “vigilar”, dan lugar a una serie de actos vandálicos que suponen un coste considerable, el cual debe ser asumido por el resto de los ciudadanos, que se hacen cargo de los destrozos producidos, a través de sus impuestos.

Lo común a veces nos parece gratis, pero ¿cuánto vale el mobiliario urbano que utilizamos a diario y pagamos todos?

 

 

Banco: entre 300 y 500 €

 

 

Fuente: 580 €

 

 

Parque infantil: 24000 €

Y todo puede acabar asi

 

 

“El muro vale más por lo que esconde, que por lo que enseña”, Tadao Ando

Efecto de sorpresa que causa ciertas sensaciones de descubrimiento, que no podría sentirse si no fuera por los recorridos de dichos muros, y por lo que no muestra.

 

 

 

 

 

 


Comentarios

Manuelferia 5 de diciembre de 2012 a las 21:40

Buena victoria!

rafa_ltm 7 de diciembre de 2012 a las 09:31

ha quedao bien esto eh!

Josepg 10 de diciembre de 2012 a las 11:04

Os dejo por aquí la decisión del jurado referida a vuestro grupo: PUNTOS A FAVOR: -Tener diversidad de argumentos para defender vuestra postura. -Tratar de crear un diálogo contestando a la oposición y vinculando la respuesta a otro punto para no estancar el debate. PUNTO NEGATIVO: -Algunas intervenciones no dejan claro que entienden por vallar, que sería limitar el horario de uso de un espacio mediante el empleo de vallas. El resultado fue claro y se decidió otorgar la victoria al equipo blanco con 9 votos de 11 posibles. Las menciones especiales fueron: -Mejor generador de debate con su intervención: Sebastián (Sebastian Valdivia) -Mejor intervención en conjunto: Rafa (rafa_ltm) -Intervención destacada: Marta (msnchez)

dacama 8 de enero de 2013 a las 17:50

ENHORABUENA A TODOS. BUEN TRABAJO.

msnchez 28 de enero de 2013 a las 09:09

Creo que el hecho de haber preparado el debate, todo el mundo se implico más en el tema, y de ahí el resultado obtenido. Espero que se sigan preparando más debate en las siguientes asignaturas de urbanismo.

carlosbernal 29 de enero de 2013 a las 15:38

Felicidades gran debate sobre todo Rafa, Marta y Sebas grandes exposiciones y muy bien argumentadas


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.