Imagen para la entrada El arte de planificar el sitio - Kevin Lynch [Reflexión]

El arte de planificar el sitio - Kevin Lynch [Reflexión]

Creada el 6 de octubre de 2014 a las 11:08 por carlosbf

Proyecto: Urban Games 2014
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Reflexión sobre el texto de Kevin Lynch, sobre El arte de planificar el sitio.

Muchas veces se piensan las intervenciones sin orientarse al ser humano. Se piensa en variables como “mayor rendimiento de los automóviles, menos atascos…”. Habría que definir primero las metas, pensadas para las personas que van a hacer uso del sitio. ¿Cómo se mide la felicidad de esos habitantes? Quizá sea algo sobre lo que reflexionar. Yo creo que es importante establecer una fuerte conexión con el paisaje, con el entorno, con el emplazamiento, ya que habría que evitar pensar que un proyecto pudiera estar en cualquier otro sitio que no fuera ese. Actualmente se está reflexionando mucho sobre la economía de medios. ¿Qué mejor economía que aprovechar al máximo lo que un lugar nos ofrece? Eso nos permitiría ahorrar en otros aspectos. 
Me pregunto qué sucedería si cambiásemos una ciudad por otra de otro sitio. Si cambiáramos sólo las personas, o sólo los edificios, o sólo los espacios urbanos. ¿Ante cuál seguiría funcionando la ciudad de forma parecida? ¿Qué cambio sería el más radical? Tal vez al parámetro que más afecte sea sobre el que tengamos que pensar el sitio.
 
 
Imagen de la portada: ciudad de Boston, imagen del libro "La imagen de la ciudad", de Kevin Lynch.

Comentarios

andreabrunswig 8 de octubre de 2014 a las 16:45

Creo que en cuanto se desprenden las personas, edificios o los espacios urbanos dentro de un mismo círculo, se pierde lo que se llama ´´esencia´´ de dichos espacios formados tanto por arquitectura, paisajismo...como por el hombre. Veo (sobre todo) como conjunto inamovible a los espacios junto con los edificios, y a las personas como la pincelada de color de esas atmósferas, puesto que sin vida, movimiento, jaleo, las ciudades podrían llegar a ser ciudades fantasmas, es decir, estos tres factores: físico, espacial y social dependen y se relacionan entre si. Es cierto que las personas nos movemos, eso no es difícil de estudiar, la repercusión del gentío y de la historia que traen consigo en otros espacios, pero ¿y los edificios?. Esa parte de la pregunta sí es la parte complicada, quedándose al margen de lo físico siendo meras teorías y suposiciones. Veo muy interesante enfocar dichas posibles influencias de unos edificios como conjunto de un mismo complejo urbano dentro de otro completamente diferente, ¿qué sucedería? y ¿cómo cambiarían a las personas?.


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.