Imagen para la entrada El urbanismo en tiempos de crisis

El urbanismo en tiempos de crisis

Creada el 9 de diciembre de 2012 a las 20:22 por RocioSalazar

Proyecto: Urban Games 2012
Tema: Diálogos. Mesa redonda
Coordinadores: abarca dacama scampos

Valoración general

3/5 (1 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

¿Qué ha sido del urbanismo, y que es hoy en día?

 

 

El urbanismo en tiempos de crisis

 

Se puede tener la sensación de que no hay crisis cuando se pasea por las grandes ciudades.

Se ve a multitud de personas tomando café a media tarde, los abuelos tomando el sol en las plazas, otras tantas trabajando, los niños en los patios de las escuelas jugando a infinidad de deportes y juegos populares.

Pero es realmente, cuando se enciende el televisor,  cuando se empiezan a observar los verdaderos sucesos, y es la abrumadora sensación de pesimismo que afronta la mayoría de países frente a la situación económica que nos rodea.

 

Pero hay que decir que el urbanismo y la política territorial han tenido mucha responsabilidad sobre el origen de la crisis, pero al mismo tiempo, pueden contribuir a salir de ella.

Ya decía Bertolt Brech dirigiéndose a los poetas líricos en el periodo de entreguerras “Pintan naturalezas muertas en las paredes de un barco que se hunde”, y es que esto ya se sabía, la explotación de la burbuja inmobiliaria y del suelo no podía durar eternamente. Por dar un dato, en 2006 se iniciaron más de 800.000 unidades de viviendas, cada una de ellas diseñada por un arquitecto y colocada en el territorio por un urbanista, muchas veces de forma aleatoria, sin tener en cuenta a la ciudad.

Se ha hecho un mal urbanismo y una mala arquitectura, todo ello derivado de la ambición, del no saber decir que no, o de la propia ignorancia.

Pero son los errores los que nos hacen crecer y darnos cuenta para intentar no repetirlos, pues aunque ya “está hecho”, las ciudades son dadas a los cambios en el tiempo, y siempre se podrá remendar, generando un urbanismo capaz de dar respuesta a las necesidades de un ahora.

Necesidades como, una buena movilización de las personas evitando las congestiones y los derivados accidentes que se producen, una respuesta a la necesidad de trabajo, el respeto al medio ambiente y sobretodo, que sea capaz de dotar a la ciudad en su conjunto de un confort para el ser que la habita.

 

 

 

 

Ya hablaba José María Ezquiaga, (doctor Arquitecto, Premio extraordinario de Doctorado de la Universidad Politécnica de Madrid en 1990 y Arquitecto por la Escuela Técnica superior de Arquitectura de Madrid en 1979, licenciado además en sociología y Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid en 1981 y premiado en 2005 por el Nacional de Urbanismo y en 2006 por el Premio Europeo, ha estado vinculado al proyecto de la ciudad y el territorio desde que inició su actividad profesional, desempeñando importantes responsabilidades urbanísticas en las administraciones Local y Regional de Madrid, obteniendo durante esta etapa numerosos premios y reconocimientos) sobre la crisis del urbanismo en la siguiente entrevista:

 

“Hasta ahora, la legislación del suelo estaba pensada para crecer. No tenemos instrumentos para afrontar un marco recesivo”. Sería necesario, dice, aumentar la densidad de tanto ensanche, terminar las casas a medias, reprogramar el suelo urbanizado en desuso, apostar por una vivienda colectiva, tasar los alquileres. “No lo contemplan las leyes, pero tampoco contemplaban esta crisis”. El sociólogo y arquitecto, premio Nacional de Urbanismo, muestra además la herida abierta de algo que veremos llegar: el coste social de mantener servicios básicos en lugares vacíos. “La escolarización, el transporte, la seguridad, la salud… Tener barrios a medias y deshabitados supone una situación dramática para los Ayuntamientos. ¿Cómo vamos a pagar esto entre todos?”.

“Nosotros apostamos por vivir en el centro y nuestra idea es que mejor que llevar los ciudadanos al verde, traer el verde a la ciudad.
No solo es posible pensar para gastar. Es también posible pensar para gastar mejor y ahorrar, esa es la filosofía del Proyecto del Centro muy alejado de buscar efectos espectaculares. Las licencias solo se tendrían que suspender cuando se revise el plan.
El proyecto apuesta por el reciclaje, planteando como preferente la rehabilitación, pero también la sustitución cuando el contendor está muy deteriorado
Durante muchos años hemos pensado que el granito estaba asociado a “nobleza”. Estoy convencido de que desde una visión más contemporánea el verde y el árbol serán considerados tanto o más “nobles” que las piedras. Las alternativas de espacios públicos que proponemos desde luego son “blandas” y para usarse sobre todo pensando en los niños.”

“Hoy es muy importante reactivar la centralidad frente a la tendencia dominante de la suburbanización, que lleva a las afueras los servicios y las instituciones, como la ciudad financiera. Irse fuera no es sostenible.”

 

Y con esto acabar diciendo que todos los textos que he leído sobre este tema, acaban hablando de lo mismo, del convencimiento en el área política, sobre el buen urbanismo, sobre el hecho de que el territorio no es para explotarlo, si no para dar respuesta a necesidades más amplias que eso, y que a pesar, de que las ideas cada vez están más claras acerca del buen urbanismo (tras los innumerables errores cometidos y las graves consecuencias), no son posibles llevarlas al plano físico, pues se necesita de una remuneración que quien la ofrece, la ofrece con segundas intenciones.

 

 

Bibliografía:

 

http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/urbanismo-crisis-1187727

 

http://rafaeldemiguel.wordpress.com/2011/02/07/del-urbanismo-de-la-crisis-al-urbanismo-de-la-austeridad-territorial/

 

http://www.elconfidencial.com/opinion/tribuna/2011/11/12/el-urbanismo-en-tiempos-de-crisis-8236/

 

http://nuevaculturadelterritorio.files.wordpress.com/2009/02/territorio_urbanismo_y_crisis.pdf

 

http://crisisyalternativas.org/content/sesi%C3%B3n-13-la-crisis-del-urbanismo

 


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.