Imagen para la entrada Ganar la calle. Ascher Francois.

Ganar la calle. Ascher Francois.

Creada el 17 de octubre de 2014 a las 14:09 por andreabrunswig

Proyecto: Urban Games 2014
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Somos entes que caminan, razonan y dominan. Vagabundos que, sin quererlo y queriendo, modifican la médula ósea y nerviosa del esqueleto urbano. Imagen: Marylin Monroe de shopping.

No se pueden desanudar los conceptos de funcionalidad, modalidad, movilidad y circunstancia de la calle, como tampoco se pueden obviar a las personas de la misma.
Una calle vacía es un estruendoso silencio, es una avería del timbre urbano característico de cada lugar.
Digo lo de estruendoso silencio por la contaminación acústica que proviene de los motores que solo puede camuflar la presencia humana.
Dice el texto: ´ El rápido desarrollo del automóvil individual trajo una ganancia tal de rendimiento en velocidad, [...] que se impuso muy rápidamente e hizo que pareciera normal organizar la ciudad a partir de esa circunstancia.´

Hoy en día estamos hechos de otra pasta,... ya no nos basta conquistar horizontes y correr con el motor, sino que añoramos la tranquilidad, el paseo divino de después del colegio con el abuelo e incluso la elegancia pintoresca de ir por la gran avenida con múltiples bolsas de las últimas adquisiciones compradas. Sin ruido.

Ahora queremos tener la sensación no de estar en la calle, sino ser la calle.

He aquí la disputa: quién proclama la posesión callejera, quién tiene el poder decisivo en sus manos y quiénes gritan a voces pero no se les escucha. ´´De una manera general, lad emanda de tranquilidad y de seguridad pesa cada vez más en la concepción y reacomodamiento de las calles, dado que los habitantes de un barrio son también los electores, mientras que aquellos que los atraviesan o que trabajan en su seno, no lo son.´´, como ejemplo claro y actual de lo recién escrito.

En la actualidad nos encontramos en una metrópolis de hibridaciones contemporáneas, de reminiscencias presentes, de movimiento en torno a tantos factores inalcanzables, que nos desbordamos.

Como casi siempre llego a la misma conclusión: nada de mirar desde la azotea, las personas de diario, a pie de calle son la base de la estrategia, funcionamiento y mantenimiento urbano.


Comentarios

dacama 19 de octubre de 2014 a las 12:10

Me gustó eso de "ser la calle". Me invita a pensar en cómo elevar el potencial de las personas en sus actividades cotidianas; en la creación de mayor urbanidad, de "ser más ciudad". Gracias.


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.