Imagen para la entrada Reflexión sobre los ideales a cerca de urbanismo, según Rem Koolhaas

Reflexión sobre los ideales a cerca de urbanismo, según Rem Koolhaas

Creada el 28 de enero de 2014 a las 00:22 por jorgerodar

Proyecto: Urban Games 2013
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Fuente de la imagen: OMA

La reflexión que se hace en este texto nos ayuda a pensar en cuál es la forma correcta de hacer ciudad, la natural o la artificial.

¿Cuál es la solución para la elección de un método u otro? Pues como muchas de las cosas en esta vida, no hay ningún modelo al cual guiarse para hacer uno u otro, y somos nosotros con nuestros conocimientos los que sabremos equilibrar la balanza en cada proyecto, para acercarnos más a uno o al otro, dependiendo de las características y condiciones que nos establezca la ciudad donde nos encontremos situados. Lo mejor es hacer un programa que responda a lo que realmente necesite, que exista un diálogo entre el diseñador y los ciudadanos y hacer un estudio de lo que es conveniente para el lugar y para sus ciudadanos de ahora y los que se avecinan, será entonces cuando lleguemos a esa conclusión que buscamos y que responderá a un programa de ciudad donde la población y la ciudad sean un único elemento, donde estos se complementen.

El método del árbol es el empleado para idealizar esquemas que nos ayuden a entender sucesiones de elementos de manera continuada y a un mismo ritmo inalterable. Es decir, la organización es unilateral y los elementos únicamente se relacionan con el anterior y el posterior. Donde existe una relación más disgregada entre los elementos, pero que se facilita la rapidez para establecer un contacto entre estos, elementos independientes que se proyectan en función de un uso concreto y a los que después se les busca la conexión con la ciudad. Córdoba, es un caso de ciudad natural, la parte de ciudad antigua donde se suceden calles y callejuelas, diferencias de cotas y espacios públicos que responden a las necesidades de su gente, de su vecindario.

Por el contrario el método del semirretículo es aquel que surge de forma natural cuando dibujamos, por ejemplo, un diagrama que muestre las conexiones de tren entre todas las ciudades de España. En el extremo contrario nos encontramos a la ciudad de Manhattan, vemos el ejemplo citado del ciudadano y el taxista. En una ciudad donde las calles están menos definidas y existe una semiretícula, donde todo está supercondensado y es más fácil que el taxista puede ejercer bien su función y el usuario tenga más dificultad para encontrar una respuesta rápida a sus necesidades.

Estos ejemplos muestran las cosas buenas y malas de cada uno. En el primero, las relaciones son más simples y por lo tanto más fácil de entender a simple vista. En el segundo nuestra mente es incapaz de aprehender de un golpe de vista toda la información pero puede sernos útil para hacernos una idea general de en qué zonas hay mas tráfico.

Sorprendentemente cuando he acabado de leer el artíclo de KOOLHAASm ha conseguido convencerme de muchas de las cosas de las que trata, porque esa firmeza con la que justifica algunas de las cuestiones hace poner en duda cualquier pensamiento no fundamentado que se tenga. Además he querido resaltar algunas de las cuestiones que más me han impactado:

 

 “¿Cómo explicar la paradoja de una profesión, la del urbanista, que ha desaparecido en el momento en que está a punto de darse la completa urbanización del territorio, después de décadas de aceleración constante, hasta el punto de proclamarse un “triunfo” definitivo y global de la condición urbana?”

Normalmente cuando se hace un proyecto, se elabora en la línea que alguien personalmente te ha indicado, estas personas son nuestros CLIENTES. En mi opinión, uno trabaja para satisfacer los deseos de estos, y suele ser el factor que nos cautiva y no deja sacar todo lo que pueden aportar los arquitectos.

En mi opinión aunque se diga, que los aciertos y los errores son de los arquitectos, mi respuesta es negativa. No siempre es así, ya que en numerosas ocasiones los arquitectos se encuentran presionados a realizar los proyectos "vigilados" y "retraídos", por algun superior.

La cuestión es si algún día seremos capaces de hacer ese plan o ese proyecto que satisfaga a todos, pero ¿cómo puede ser ese proyecto, esa intervención…?, Según mi criterio, se deberían de proyectar espacios, tramados, tejidos, hitos arquitectónicos,... de modo que su construccion no se de por acabada, y que quede abierta a un futuro cambio, renovación o adaptación. Porque al igual que el tiempo, los gustos cambian, las necesidades varían, y las personas son diferentes. Por ello, tenemos que intentar proyectar con visión de futuro.

 

 “El urbanismo es una profesión que insiste en sus fantasías, su ideología, su pretensión, sus ilusiones de implicación y control, y que por lo tanto es incapaz de concebir nuevas modestias, intervenciones parciales, realineamientos estratégicos; posiciones comprometidas que puedan influir, redirigir, tener éxito sólo en términos limitados, de reagrupar, casi de empezar de cero, pero nunca de recuperar el control”

Esta cuestión la he incluido para que podamos ver la insistencia que KOOLHAAS pone a cerca de un mismo tema.

Este punto pudiera ser más fácil si las personas colaborasen a incluir esa diversidad en los proyectos, volcándose a la hora de reequipar espacios, cambiar la función de los diferentes ámbitos y espacios que se encuentran definidos en las ciudades,... Porque las personas son las que mejor conocen sus gustos en determinados momentos de cambio, es cuando tienen que aprovechar para ser los fundadores de ese cambio, que en lugar de cambio, es PROGRESIÓN.

Porque el control, no depende de los arquitectos totalmente, aunque si proyectan intervenciones que no dan pie a reinventarlas eso se considera CONTROL, pero dando flexibilidad a las actuaciones, darán ese control al CIUDADANO., porque será él quién defina la finalidad.

 

 “Ahora vivimos en un mundo sin urbanismo, sólo con arquitectura, cada vez ms y más arquitectura. La sección de la arquitectura está en su limpieza, en cómo define, excluye, limita, en como separa del “resto. Pero la arquitectura también consume, explota hasta el agotamiento aquellos potenciales que en definitiva solo el urbanismo puede generar, potenciales que solo su imaginación puede inventar y renovar””

Lógicamente los proyectos que se realizan actualmente no pueden responder al urbanismo existente porque sería ir en contra de esa EVOLUCIÓN, aunque he de afirmar que no responden a un plan urbanístico concreto. Debido a la situación en la que nos encontramos,  a la organización de las ciudades que ya está clara debido a los planes que se realizaron en años anteriores, los arquitectos y urbanistas solo pueden hacer proyectos en los que el emplazamiento es pequeño. Porque sus progenitores no pensaron en ese desarrollo.

Hoy en día, se realiza una tipología arquitectónica aparentemente limpia y de carácter individual, en la que realmente importa el final, la presentación que va a tener y cómo va a funcionar en el momento presente.

Con lo que el urbanismo es una de las piezas fundamentales, en el desarrollo de tejidos y tramados que den la posibilidad a esa evolución, desarrollo y adaptación.


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.