Imagen para la entrada ¿Qué puedo yo aportar a la ciudad?

¿Qué puedo yo aportar a la ciudad?

Creada el 22 de enero de 2014 a las 18:23 por noemi_sg

Proyecto: Urban Games 2013
Tema: Reflexión Final
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Reflexión realizada en clase, tras finalizar el cuatrimestre, acerca de nuestra oportunidad como arquitectos de aportar a la ciudad. Fuente imagen: http://sanchezreverte.blogspot.com.es/2013/12/entrevista-maria-pardo-traves-del.html

Antes de entrar en este mundillo de la arquitectura, paseaba por las calles de las ciudades preguntándome qué o quién regiría ciertas decisiones tomadas. El por qué de una vía, una plaza, un parque o simplemente un edificio; el porqué de su situación, de cómo se relaciona con el resto de la ciudad, o del uso que las personas hacen de estos. En definitiva, a qué o quién debemos este contexto en el que nos movemos diariamente; los recorridos que hacemos, las funciones que desempeñan,...

No ha sido hasta este curso, al conocer qué era esto del urbanismo, que he ido dando una respuesta a cada una de estas incógnitas; y que me han ido desvelando que el privilegio de construir la ciudad estará algún día en manos de cada uno de nosotros. Que cada gesto y cada decisión tomada contribuirá a un cambio en esta, y al mismo tiempo de forma indirecta sobre sus habitantes, turistas y hasta personas de paso.

Ya lo hacemos en clase, cada vez que analizamos una ciudad y proyectamos en ella una intervención, estamos aprendiendo a mirar con otros ojos la realidad de ésta. Esto se refleja en nuestro día a día, cuando caminamos de casa a la escuela o de la escuela a casa, cuando paseamos por un parque, vamos a hacer la compra o queremos atravesar la ciudad. Somos conscientes de las carencias que existen a nuestro alrededor, de las nuevas necesidades que surgen, y hasta vamos siendo capaces de ir previendo la forma en la que ciertas decisiones, tomadas por alguien hoy, afectarán en un mañana a la ciudad, y nos afectarán a nosotros.

Nos han enseñado, y siempre con especial cariño, a entender la ciudad, y ante todo entender a las personas; con un fin último: su calidad de vida. Y esto, es lo que nosotros los arquitectos podemos aportar a la ciudad: Calidad de vida, reflejada en pequeños gestos, que no sólo hagan más fácil la vida de cada uno de nosotros, sino que al mismo tiempo le dé un sentido especial.

Una ciudad que funcione bien y que a su vez nos ofrezca una riqueza de espacios, de relación, de circulación y usos, enriqueciéndonos como personas. Una ciudad para crecer


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.