Imagen para la entrada Remodelación del puerto en Malpica de Bergantiños (España)

Remodelación del puerto en Malpica de Bergantiños (España)

Creada el 3 de enero de 2014 a las 00:41 por jafs

Proyecto: Urban Games 2013
Tema: Recursos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

La renovación del puerto de pescadores supone el derribo de algunas edificaciones y la creación de un recorrido peatonal a base de piezas prefabricadas de hormigón en voladizo

ESTADO ANTERIOR

Desde los años sesenta, los excesos de la especulación inmobiliaria, la imprecisión de las normativas de edificación, la fragmentación del suelo urbano en multitud de pequeños núcleos o, incluso, el surgimiento de un imaginario ecléctico que bebe de arquitecturas foráneas, importadas por una población históricamente acostumbrada a la emigración, extendieron por el litoral gallego un devastador fenómeno urbanístico conocido popularmente como «feísmo». La desalineación de los edificios, la irregularidad de sus alturas, la abundancia de construcciones inacabadas, la coexistencia inarmónica de estilos y materiales, la profusión de ornamentaciones exageradas o la simultaneidad de usos incompatibles acabaron por estropear seriamente muchos de los pueblos de la paradisíaca Costa da Morte. 

El fenómeno no hizo excepciones con Malpica de Bergantiños, un pueblo situado en una península y asomado al puerto pesquero que resigue el perfil arqueado de su flanco oriental. La accidentada topografía provoca que los muelles queden hundidos respecto a las calles del pueblo, que deben llegar ahí a través de un conjunto de plataformas y muros de contención comunicados por rampas y escaleras. El declive de la pesca ballenera, que durante el siglo XIX le había otorgado cierta relevancia, y la desaparición de la industria conservera, a mediados de siglo siguiente, lo convirtieron en un puerto menor, dedicado a la pesca costera, artesana y de pequeñas embarcaciones. 

Al cabo de años de decadencia, las instalaciones portuarias estaban obsoletas y sufrían falta de criterio en los usos y desorden en las formas y los volúmenes. Los muros de contención de piedra presentaban un mal estado de conservación y las plataformas estaban indiscriminadamente ocupadas por embarcaciones, vehículos e incluso edificaciones más o menos provisionales y mal emplazadas. Entre ellas había varios almacenes, un taller de reparación y unas instalaciones de la Cruz Roja. Aparte de complicar la relación de Malpica con su puerto, la situación dificultaba el acceso a otros lugares emblemáticos del frente marítimo. Éste era el caso del Mirador del Murallón, un saliente rocoso situado en la Punta da Plancha, al final del muelle meridional, y desde el que puede disfrutarse de bellas vistas sobre el pueblo y el océano. 
 

OBJETO DE LA INTERVENCIÓN

La necesidad de renovación de las instalaciones portuarias y de regeneración paisajística del frente marítimo motivó que la asociación local de pescadores y el ente público que gestiona los puertos de Galicia alcanzaran el consenso suficiente para llevar a cabo una intervención que debía restablecer la relación entre la vida del pueblo y la del puerto. La construcción de un nuevo muelle, amplio y provisto de elevador, permitiría guardar y mantener las barcas de forma adecuada y posibilitaba liberar las plataformas del puerto para que pudieran convertirse en espacios públicos abiertos a todos los ciudadanos. 

DESCRIPCIÓN

La intervención realizada comprende el área que va desde la bajada del pueblo hasta el Mirador del Murallón, aunque pertenece a un proyecto más amplio que tiene que acabar cubriendo la totalidad del frente marítimo. Los característicos muros de piedra que contienen la memoria del lugar han sido respetados y reparados. Los almacenes y el taller de reparación se han trasladado a una nave industrial cercana y las plataformas se han vaciado de embarcaciones y vehículos y se han entregado en exclusiva a los peatones. Su firme se ha recubierto con losas prefabricadas de hormigón que representan diferentes variaciones de un mismo módulo para adaptarse a situaciones diversas. Tienen la doble condición de revestimiento y de elemento estructural, puesto que su cara superior es el pavimento acabado y uno de sus extremos trabaja en voladizo. Cada pieza sobresale más allá del muro de piedra que la soporta consolidando su coronamiento y protegiéndolo de la lluvia. El extremo del voladizo se dobla suavemente hacia arriba para ofrecer a los paseantes un elemento de protección contra caídas sin impedir la vista del paisaje. El pliegue del extremo opuesto de la pieza impide el acceso de los vehículos a la zona peatonal. La yuxtaposición de las piezas forma un recorrido que llega hasta el Mirador del Murallón, que ha sido ampliado y separado del tráfico rodado


Comentarios

AngelVallecillo 3 de enero de 2014 a las 20:29

Buen proyecto, surge de la necesidad de renovación de las instalaciones portuarias y de regeneración paisajística. Trata el lugar con sensibilidad y respetando los muros de piedra que contienen la memoria del sitio. Muy interesante.

jorgerodar 14 de enero de 2014 a las 18:27

Jose Antonio, de todas las entradas aportadas al doyoucity, esta me parece de los proyectos más interesantes, ya que muchas son las cualidades que mezclan en este entorno marítimo para cualificarlo. Es de gran importancia, resaltar la sensibilidad que los arquitectos con la que han proyecto e ideado esta intervención de regeneración de "BORDE", porque queda claro como las piezas de hormigón que se colocan para conformar el paseo marítimo se quedan con una cierta distancia del terreno de forma que no se toquen, y permiten dejar evacuar aguas y no evitan el natural proceso de drenaje del terreno. También la actuación en la zona de acantilado, quisiera resaltar que me gusta la idea de que la pasarela de bloques de hormigón se apoyen y que no destruyan parte de lo que hay para insertarse.

jafs 16 de enero de 2014 a las 10:36

Efectivamente, me llamó la atención por eso, porque es capaz de tratar el terreno existente de una forma distinta a tantas otras intervenciones, lo cuál sirve para crear un paseo nuevo sin alterar la forma del lugar, que a mi entender es más importante que cualquier cosa que un arquitecto pueda aportar en una idea feliz de una tarde de chimenea. Gran proyecto, sin duda


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.