Imagen para la entrada El "Efecto Guggenheim"

El "Efecto Guggenheim"

Creada el 2 de enero de 2014 a las 17:48 por jmtz

Proyecto: Urban Games 2013
Tema: Recursos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

¿Puede una construcción cambiar toda la concepción de una ciudad? ¿O puede ser un simple lavado de cara?

Se conoce así, de un modo más o menos informal, incluso fuera de nuestras fronteras al efecto que puede generar (positivo o negativo) una gran construcción con visos de convertirse en icono de una ciudad. Unos de los principales ejemplos (considerado a día de hoy mayoritariamente positivo) es el que le da nombre al "efecto", el Guggenheim de Bilbao.

http://www.arqhys.com/articulos/fotos/articulos/Museo-Guggenheim-Bilbao.jpg

Fuente: http://www.arqhys.com/articulos/fotos/articulos/Museo-Guggenheim-Bilbao.jpg

Una ciudad considerada como gris e industrial, con un nuevo edificio consigue cambiar la imagen que proyectaba y pasar a ser un foco turístico y cultural importante.

Es un caso ampliamente estudiado, tanto económicamente, como urbanísticamente, socialmente o turísticamente. Por ejemplo:

"La construcción en 1997 de un monumental museo de arte moderno y contemporáneo en el terreno de un solar en desuso que formaba parte de un puerto industrial colocó a la ciudad de Bilbao en el mapa turístico de España. [...]

Cifras oficiales indican que tan solo en el 2006 el impacto de las actividades del museo en la economía del País Vasco superó los 211 millones de euros.

"El efecto Guggenheim es una inversión en una infraestructura cultural que sirve de catalizador a todo un proceso de transformación de la ciudad", explicó a BBC Mundo, el director del museo, Juan Ignacio Vidarte. [...]

Incluso hoy en día hay quienes afirman que con el dinero con el que se construyó el museo se podrían haber construido escuelas y hospitales."

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_6514000/6514271.stm

Esto, entre otras razones, desató las ganas de tener su propio "Efecto Guggenheim" a otras muchas ciudades. 

Valencia lo intentó, prácticamente a la vez que Bilbao, con su Ciudad de las Artes y las Ciencias. Aunque creada con mucha mayor polémica política, social y urbanística, cumplió sus objetivos turísticos relanzando la ciudad de Valencia con una nueva imagen, aunque a día de hoy esa imagen turística moderna va cayendo, lastrada por los problemas económicos y sociales que generó:

"La marca de la Comunidad Valenciana se ha desfondado en el exterior. Lejos de aquella región emergente que hace una década perseguía atraer inversiones asociando sus valores de modernidad a los diseños arquitectónicos de Santiago Calatrava y los grandes eventos como la Copa del América o la Fórmula 1, la Comunidad aparece ahora en la prensa extranjera como un ejemplo de manual de una economía atenazada por las deudas, el empacho inmobiliario y el despilfarro. [...]

Relacionar la marca de Valencia con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, siguiendo el ejemplo del Guggenheim con Bilbao, se ha convertido en un lastre tras conocerse los problemas del complejo arquitectónico. La obra de Calatrava acumula noticias negativas. Desde su elevado coste —1.282 millones frente a los 120 millones del museo de la ciudad vasca— hasta la reciente decisión del arquitecto valenciano de trasladar su fortuna a Suiza."

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/01/05/valencia/1357403978_227005.html

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/bc/Ciudad_Ciencias_5x.jpg

Fuente: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/bc/Ciudad_Ciencias_5x.jpg

"La Ciudad de las Artes y de las Ciencias le ha impresionado [al crítico William Curtis] por su coste cercano a los 1.300 millones de euros, por los honorarios de 94 millones de Calatrava, por sus enormes dimensiones, por la sucesión de iconos que se confunden… “Esto es la cultura del espectáculo”, explota al poco Curtis. “Un gran show, una apuesta de marketing. Se nota además cómo se han plasmado ideas improvisadas, sobre la marcha. No hay una lectura profunda del hecho arquitectónico y de su funcionalidad. Es una especie de Disney arquitectónico; un icono publicitario. Fíjese en esos pilares, con sus formas curvas. Es una idea puramente formalista. Se impone una forma sin resolver su funcionamiento. Todo aquí es retórico. Provoca ruido visual. Calatrava no es necesariamente un arquitecto, sino un ingeniero con una idea artística”, añade, mientras avanza entre los nervios del aparcamiento."

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/10/06/valencia/1349544025_637785.html

Otro ejemplo es la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela:

Fuente: http://www.muestudio.com/wp-content/uploads/2012/05/vieira_piedra_Cidade_da_Cultura_Santiago_Compostela_Galicia_2011.jpg

"Todavía tiene mucho camino que recorrer -y muchos visitantes a los que persuadir de sus bondades- para alcanzar las marcas del Guggenheim de Bilbao, su inspiración. Durante los quince años de vida del edificio diseñado por Gehry en Bilbao, han atravesado sus puertas unos catorce millones de visitantes, a prácticamente un millón por año. A su lado, las cifras del complejo diseñado por el arquitecto Peter Eisenman en la cima del Gaiás, en Santiago, resultan más modestas, al menos teniendo en cuenta el balance que acaba de realizar la Xunta de Galicia para evaluar los frutos de dos años de apertura al público de la Cidade da Cultura, una infraestructura que su promotor, Manuel Fraga, quería ubicar entre las diez "más importantes" del mundo de su género. [...]

Los datos de visitantes arrojan más interrogantes sobre un proyecto que fue cuestionado desde el mismo momento en que nació, ya que su objetivo, atraer turistas a la comunidad gallega, parece lejos de cumplirse, pese a la elevada inversión que ha requerido. Porque cuando se presentó el proyecto, la inversión total se suponía que rondaría los 108 millones de euros, una cifra que se demostró demasiado modesta. A día de hoy, y según la Fundación que gestiona el complejo, y a falta de retomar los dos edificios que faltan -los dos con mayor presupuesto- paralizados por el Ejecutivo presidido por Alberto Núñez Feijóo desde que ganó las elecciones de 2009, las arcas públicas han desembolsado más de 287 millones de euros -aunque eso incluye también comunicaciones y equipamiento-."

http://www.farodevigo.es/galicia/2013/01/13/efecto-guggenheim-rogar-gaias/739946.html

O los 7 proyectos de Sevilla:

"Cuando el 25 de septiembre de 2006 el entonces alcalde de Sevilla,Alfredo Sánchez Monteseirín, se fotografió en el balcón del Ayuntamiento con los arquitectos Norman Foster, Jean Nouvel, Arata Isozaki y Guillermo Vázquez Consuegra, no sospechaba que aquella imagen iba a convertirse en un icono de la cara mala del llamado efecto Guggenheim: tras el éxito del museo diseñado por Frank Gehry en Bilbao, todas las ciudades aspiraban a tener su edificio estrella. Sevilla quiso siete y solo uno, el Metropol Parasol del alemán Jürgen Mayer, ha llegado a buen puerto, y con más coste y problemas de los que debería asumir una Administración."
 
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/23/andalucia/1332523141_843360.html
 
Fuente: http://www.turistasenviaje.com/wp-content/uploads/Metropol-Parasol-de-Sevilla.jpg
 
Un Metropol Parasol (más conocido como "Las Setas de la Encarnación") que ha generado un gran revuelo y críticas en la ciudad.
 
"Vecinos, urbanistas, arquitectos, políticos... se han ido posicionando a favor y en contra de la obra durante los seis años que ha durado su construcción. Hay detractores que piensan que es una mole de hormigón en pleno casco antiguo de la ciudad, y defensores que consideran que ha revitalizado la zona. [...]
 
Una vez terminada la obra, las setas de la Encarnación se han convertido en una zona muy dinámica de la ciudad, e incluso forman ya parte de algunas rutas turísticas tradicionales, que incluyen la visita al Metropol entre la Giralda, la Torre del Oro y el Alcázar."
 
http://elviajero.elpais.com/elviajero/2012/09/01/actualidad/1346488189_775304.html
 
"Mayer se inspiró en las bóvedas de la Catedral de Sevilla y en los ficus enraizados en la cercana plaza del Cristo de Burgos. La polémica rodeó desde un principio las obras. Mayer ganó el concurso internacional, pese a que su proyecto era el más caro y a la postre el más dificultoso. Los problemas técnicos, la desaforada escala de la construcción y un presupuesto que con creces ha sobrepasado los cien millones de euros no ha impedido que las Setas sean hoy una realidad. "
 
http://www.ocholeguas.com/2011/05/10/espana/1305021158.html
 
 
Con estos ejemplos (y muchos más) podemos ver que un edificio icónico puede influir de forma muy positiva en toda una ciudad, o de forma muy negativa. El icono, en mi opinión, no puede ser más que la punta del iceberg de la transformación de una ciudad. Si esta transformación no está cimentada en un plan más general y profundo de todo el ámbito, está destinada al fracaso, como hemos visto.
 

 

 

 


Comentarios

jafs 3 de enero de 2014 a las 00:44

Me parece muy interesante el tema que propones. Podríamos tener largos debates acerca de ello y siempre tendríamos argumentos para seguir conversando. Aquí vemos solo algunos ejemplos, pero encontramos en el mundo miles de casos similares. En mi opinión, la mayoría de ellos, siempre que se ejecuten con cabeza y sin presupuestos disparatados, están justificados. Un saludo Jose

jmtz 16 de enero de 2014 a las 22:42

Efectivamente, midiendo las consecuencias y los gastos, estos proyectos pueden funcionar muy bien, como en Bilbao. Pero construyendo como se ha venido haciendo en los últimos años en muchos sitios, están destinados al fracaso.


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.