Imagen para la entrada La calle, ¿nos pertenece?

La calle, ¿nos pertenece?

Creada el 20 de octubre de 2013 a las 23:48 por fatima

Proyecto: Urban Games 2013
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Comentario sobre el artículo de François Ascher, Las dos formas de compartir la calle, donde se hace una síntesis de las calles, su evolución, crisis y soluciones.

 

"¿Que es una calle?" Lo más bonito de La Calle es que puede que sí podamos definirla, pero tanto su contenido como sus límites son variados. Podríamos compararla con el agua, sabemos que está ahí, pero se mueve libremente colándose por cualquier espacio que encuentra.

Sobre todos a partir del Siglo XVIII, ciudades como París o Barcelona realizaron su plan de ampliación. En ellas se desarrollaron vías principales donde se produce un gran cambio en la circulación y el comercio. Se generan grandes espacios donde las tiendas se van disponiendo, agrupándose en función de su mercancía, los vehículos tiene suficiente espacio para su circulación sin peligro para las personas. Las nuevas formas de transporte público que se crean también se hacen con su espacio en la ciudad.

Todo esto llevó a graves problemas, pues cada vez el desarrollo era más complicado, se iba haciendo a través de añadidos y al final el espacio que quedaba en grandes núcleos empezaba a ser escaso.

Se crean los grandes centros comerciales que hacen la función de microciudad, donde se generan recorridos muy espaciosos en los que encontramos tiendas a ambos lados. Estos espacios por un lado son de gran utilidad, pues está todo concentrados pero en general no son buenos para el desarrollo de la vida de las personas. Son grandes espacios donde los ciudadanos pasan horas y horas pero que no aportan nada. Podríamos considerarlos como la evolución de Unite d´habitation de Marsella construidad a mitad de Siglo XX por Le Corbusier. Una pequeña ciudad concentrada en un edifico. Este cuenta con todos los usos y necesidades, consiguiendo que las personas que trabajaban en él no salieran del edificio en años ya que estaba cubierto con todo tipo de equipamientos. Con el paso del tiempo, tanto la Unite d'habitation como los centros comerciales podrían ser llamado: Edificios de Locos, pues se necesita salir, cambiar, ver otros espacios.

Yo creo que los centros comerciales son utiles, ya que es una forma fácil y rápida de poder comprar todo lo que necesitamos pero son mucho más necesarias las calles con todos sus comercios y espacios porque estos lugares son los que nos hacen sentir las calles. 

 

Fuente: http://www.plataformaarquitectura.cl/2012/11/09/propuesta-nuevo-centro-de-badalona-aldayjover/


Comentarios

josemariacc 10 de noviembre de 2013 a las 17:17

Estoy de acuerdo contigo Fátima, los centros comerciales pueden ser beneficiosos en algunos aspectos, pero sin duda tienen fecha de caducidad. Los centros urbanos están en constante cambio en lo que a comercios se refiere, y esto es lo que dota al centro urbano de una cierta vida que no podemos encontrar en los centros comerciales.


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.