Imagen para la entrada 02 KOOLHAAS: ¿Qué ha sido del urbanismo?

02 KOOLHAAS: ¿Qué ha sido del urbanismo?

Creada el 26 de diciembre de 2017 a las 13:24 por alvarocantero

Proyecto: Urban Games 2017
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Tags: dialogo, koolhaas

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Comentario del fragmento de Rem Koolhaas en el que reflexiona sobre el estado actual de la profesión del urbanista.

De este fragmento he destacado principalmente dos ideas.

Por una parte, la profunda crítica que hace Koolhaas al urbanista del siglo XX, incluso al más reciente que aún no se ha reconvertido, que no han sabido reaccionar ante lo que la ciudad contemporánea requiere. Ante fracasos como el del movimiento moderno y su supuesta receta infalible de la racionalidad, o el aprendizaje de ciudades clásicas para su aplicación en ciudades contemporáneas que ya no siguen esos cánones, el urbanista ha llegado a su práctica rendición, y se ha dado por vencido ante el monstruo que parece la ciudad. Entiendo este sentimiento de inacción que puede inundar al profesional, ya que nosotros desde el punto de vista de meros estudiantes, a través del proyecto que estamos realizando durante el curso, también nos asustamos ante los tremendos problemas aparentemente irresolubles que plantea una urbe. Aún estamos aprendiendo, pero una de las cosas que se nos intenta inculcar es precisamente que no debemos asumir que la ciudad nos viene grande, y no intentar resolver esos problemas mediante recetas tradicionales.

 

En la segunda idea, Koolhaas incide en ese segundo concepto: las nuevas vías de actuación. Piensa que no debemos llevar a cabo un urbanismo ordenado y ordenador, y yo no podría estar más de acuerdo. Es cierto que el proceso de adaptación mental y de nuestras maneras de trabajar puede ser arduo, pero ante una ciudad inabarcable, no podemos plantear soluciones que intenten abarcarla. Debemos asumir que el crecimiento va a ser exponencial y desordenado, e implementar actuaciones que intenten reconducir cada una de esas ramificaciones o pequeñas vías de expansión, asumiendo ese desorden, esa hibridación de usos, esas nuevas formas de transporte, incluso entender la ciudad como aglomeración de pequeñas ciudades. Escurrirse del problema y limitarse a la arquitectura individual y alienígena que no tiene en cuenta lo circundante, no sería mas que continuar en ese bucle de no-acción, mientras que la ciudad sigue creciendo incesante.

 

Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.